martes, 29 de octubre de 2019

Propaganda antinicaragüense sobre los derechos humanos made in Costa Rica



Por John Perry, traducido por Nan McCurdy

Algunas de las organizaciones locales de 'derechos humanos' en Nicaragua, que recibieron financiamiento extranjero y operaron como vehículos de propaganda contra el gobierno, perdieron su estatus legal a principios de este año. Uno de ellos fue el CENIDH (Centro Nicaragüense de Derechos Humanos), dirigido por Vilma Núñez. Varios miembros del personal del CENIDH, incluyendo a Gonzalo Carrión, uno de sus directores, partieron en febrero para establecer un nuevo organismo en Costa Rica, el “Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más”, supuestamente utilizando dinero que pertenece al CENIDH (The Gray Zone ha informado más ampliamente sobre El Surgimiento y la Caída de las Organizaciones de 'Derechos Humanos' de Nicaragua y los conflictos recientes dentro de ellas).

Nicaragua Nunca Más está claramente dotada de recursos, ya que ahora tiene una oficina en San José, publica informes elaborados y puede presentar sus argumentos y celebrar reuniones con las Naciones Unidas, la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otros organismos internacionales. Aunque no hay nada en su sitio web que indique de dónde proviene este dinero, como también fue el caso del CENIDH, su página de Facebook sugiere que recibe apoyo de la embajada del Reino Unido en Costa Rica y de otras fuentes. Nicaragua Nunca Más cuenta con la colaboración del gobierno de Costa Rica, que regularmente condena a Nicaragua a pesar de tener sus propios y considerables problemas de derechos humanos.

Nunca Más se creó en febrero, pero ya está teniendo una influencia considerable en los organismos internacionales. Hasta ahora su campaña más exitosa ha sido contra el "asesinato" de campesinos en áreas rurales de Nicaragua, presuntamente por el ejército o la policía nicaragüense, y supuestamente enfocada en personas que se opusieron al gobierno durante las protestas de 2018. Todos los organismos internacionales clave lo han tratado con seriedad. La OEA tomó evidencia de ello de Nunca Más el 25 de septiembre, y el 4 de octubre la CIDH emitió un comunicado de prensa, denunciando el asesinato de ‘al menos 30’ campesinos, la mayoría vinculados a la oposición o en conflicto político con el gobierno. Además, Andrew Gilmour, el Subsecretario General (británico) de Derechos Humanos de la ONU, viajó a Costa Rica para escuchar las acusaciones de ‘terrible represión’ de Nunca Más, y Gilmour también escuchó con simpatía los puntos de vista similares del gobierno costarricense.

En su campaña por sanciones internacionales contra Nicaragua, la oposición Alianza Cívica acaba de presentar a la OEA uno de los informes elegantes producidos por Nicaragua Nunca Más. Titulada Situación de Derechos Humanos de la Población Campesina, acusa al gobierno de represión sistemática, selectiva y letal contra los campesinos, con 30 de las muertes presuntamente ocurridas en los primeros nueve meses de este año.

Para un informe que supuestamente da detalles de una campaña de terror en el campo, tiene una estructura inusual. La primera parte no trata en absoluto de la actualidad, sino de las protestas contra el canal interoceánico en los años previos a 2017. A pesar de las acusaciones de represión, el movimiento anti-canal pudo realizar alrededor de 90 grandes manifestaciones en este período, y nadie resultó muerto (aunque hubo enfrentamientos con la policía cuando los manifestantes bloquearon las carreteras, lo que provocó heridas en ambos lados).

La segunda parte se refiere a los tranques de carreteras establecidos en las zonas rurales durante el fallido intento de golpe de estado de 2018. Pero el informe no dice nada sobre muchas personas que fueron matados cuando intentaron pasar los tranques construidos por la oposición, o que murieron en el camino por no recibir tratamiento urgente porque se impidió que las ambulancias llegaran al hospital a tiempo. El informe de investigadores solidarios, Rechazando la Verdad, dedica un capítulo (capítulo 5) a las muertes que ocurrieron en el centro de Nicaragua en la primera mitad del año pasado, mostrando que la mayoría de las víctimas eran en realidad personas locales, pero que no fueron asesinadas por la policía sino por quienes controlaban los tranques de carretera.

La tercera parte del informe Nunca Más trata sobre la detención y el juicio de Medardo Mairena y Pedro Mena, hombres que fueron declarados culpables de organizar la masacre en la pequeña ciudad de Morrito. Apenas se menciona los actos de terror que llevaron a cabo, y se afirma inexactamente que dos personas murieron cuando el número real de muertos era de cinco, de los cuales cuatro eran policías y uno era un popular maestro local.

La historia completa fue contada en enero por Dick y Miriam Emanuelsson. Los mensajes Whatsapp en los teléfonos que llevaban Mairena y Mena cuando fueron arrestados, y el testimonio de personas que escucharon los planes que se estaban haciendo, proporcionaron las pruebas que llevaron a su condena. Sin embargo, fueron puestos en libertad en junio en el marco de la amnistía condicional del gobierno, y Mairena se presenta ahora como un posible candidato presidencial.

La cuarta sección trata sobre el desplazamiento de los campesinos que huyeron a Costa Rica cuando se desmantelaron los tranques de carretera. Apenas se menciona el nombre de las personas implicadas, pero en cualquier caso el informe no señala en absoluto que muchos de los que huyeron de los tranques lo hicieron porque eran culpables de delitos y portaban armas. En cambio, los presenta a todos como víctimas inocentes de la persecución del gobierno.

Sólo en la quinta sección del informe hay detalles de las ‘ejecuciones’ en las zonas rurales, y la mayoría de ellas se refieren al período 2008-2017, mucho antes de que comenzaran las recientes protestas. Los casos de 2019, supuestamente consecuencia de las protestas del año pasado, ocupan sólo nueve páginas del informe. De las '30' muertes, sólo siete se presentan con algún evidencia pero poco detallada. La mayoría de ellos se relacionan con miembros de una sola familia, de los cuales dos muertes ocurrieron en Honduras. En uno de los otros casos, sólo se da el nombre de la víctima ("Martin"), lo que hace imposible verificar la cuenta.

Las verdaderas historias detrás de varios de los casos anteriores y recientes han sido examinadas por la agencia de noticias independiente Carta Boden, que a menudo publica noticias favorables a la oposición, así como noticias del gobierno. Por ejemplo, los asesinatos ocurridos en Honduras, a 25 kilómetros de la frontera con Nicaragua, fueron atribuidos por la policía local y la prensa hondureña a enemigos de la familia, sin evidencia de participación de las autoridades nicaragüenses. En total, incluyendo casos que se remontan a 2008, Carta Boden dice que el informe afirma que ha habido 55 asesinatos rurales, pero sólo da detalles de 26 de ellos, y establece un vínculo claro con el ejército o la policía nicaragüense en sólo 18 casos. Incluso en estos casos, el análisis muestra que muchos de ellos estaban relacionados con delitos comunes como el tráfico de drogas, el robo de ganado o el asesinato. Carta Boden concluyó que las muertes que investigó no tenían nada que ver con la situación política.

En otras palabras, Nicaragua Nunca Más ha escrito un informe en el que se afirma que el gobierno nicaragüense está llevando a cabo una campaña de terror en las zonas rurales, que contiene poca o ninguna evidencia concreta de que esto esté ocurriendo. Incluso en los casos en que se documentan muertes u otros incidentes, el informe a menudo no explica el contexto que permitiría que los incidentes se entendieran adecuadamente. Por supuesto, la oposición sabe que si presentan un informe elegante y bien diseñado de 80 páginas, la mayoría de los medios de comunicación que simpatizan con su política no lo analizarán y producirán titulares como La Represión del Régimen contra los Campesinos.

Lo que debería ser más sorprendente, pero lamentablemente no lo es, es la crédulidad acrítica de las organizaciones internacionales cuando reciben este material y su falta de debida diligencia en la comprobación de los hechos. Presumiblemente, Nicaragua Nunca Más sabe que es poco probable que los administradores de la ONU, la OEA y la CIDH hagan algo más que echar un vistazo a un informe de este tipo y lo tomen en serio. Incluso si se fijan en los detalles, no tendrán conocimiento de las circunstancias locales. Para la oposición y sus propagandistas en organizaciones de "derechos humanos", el objetivo clave es dar la impresión de que (como dice el informe) las zonas rurales de Nicaragua están sufriendo bajo una "ola criminal" dirigida por el gobierno contra personas que formaron parte de la oposición el año pasado. El hecho de que pocas personas en Nicaragua hayan observado esta ola criminal es totalmente irrelevante ya que el propósito primordial del informe es ofrecer falsos pretextos para la injusta condena internacional al gobierno sandinista de Nicaragua.

sábado, 26 de octubre de 2019

"¡No basta rezar!"

Entrevista de Dick Emanuelsson y Miriam Huezo a Rafael y Tomás Valdés, de la comunidad de San Pablo Apóstol de la Colonia 14 de Septiembre en Managua, que cuentan cómo recogieron 600.000 firmas de católicos de todo el país para que el papa Francisco se llevara de Nicaragua al obispo golpista Silvio Báez.

viernes, 25 de octubre de 2019

Se estabiliza la economía con nuevas inversiones

Erving Vega, Celia Zamora y Jorge Capelán comentan los acontecimientos de la semana: Se sigue estabilizando la economía con nuevas inversiones en zonas francas, industria cárnica e infraestructura; necesitamos cambiar urgentemente la cultura vial; la reforma a la Ley de Estabilidad Energética; arranca Nicaragua Diseña; la criminal hipocresía de la OEA en los casos de Chile y Bolivia; Argentina a elecciones contra el neoliberalismo y mucho, mucho más.

jueves, 24 de octubre de 2019

Revuelta antineoliberal de América Latina

El periodista Erving Vega, el líder sindical y sociólogo Freddy Franco y Jorge Capelán analizan el actual escenario latinoamericano de lucha de los pueblos contra el neoliberalismo.

</ div>

miércoles, 23 de octubre de 2019

¿Quién está detrás de los incendios en Chile? (+VÍDEO)

 
La mentira del régimen neoliberal de Sebastián Piñera en Chile se viene abajo. La brutalidad de la represión de Carabineros y del Ejército ha sido inocultable desde el principio y la abundancia de pruebas es abrumadora. A esto se suman las evidencias de que las fuerzas represivas del Estado chileno están detrás de muchos de los incendios de supermercados y otros edificios y unidades de transporte que usan como pretexto para reprimir salvajemente a la población.

El siguiente vídeo recopila una serie de vídeos que han estado circulando en las redes sociales que muestran evidencias de soldados y policías participando directamente en esos incendios. Se muestran hogueras ya listas para ser prendidas, colocadas en lugares en los que se prevé habrá movilizaciones, así como personal militar usando vehículos particulares para prender fuego a instituciones.

También se muestran buses conducidos por militares fuera de su ruta habitual para prenderles fuego, militares golpeando a bomberos por intentar apagar una barricada, y muchas otras evidencias gráficas de su accionar criminal.

"La mayor diferencia entre ahora y 1973 es que todo el pueblo tiene cámaras en sus bolsillos", constata el presente vídeo, haciendo referencia a la diferencia entre el golpe de Augusto Pinochet contra el Gobierno democrático de Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973 y la actual represión de las protestas populares contra el régimen neoliberal en Chile.



lunes, 21 de octubre de 2019

La gran hipocresía de nuestro tiempo

Foto: Manuel C.
Por Jorge Capelán
managuaconamor.blogspot.com

Cuando verdaderamente son los pueblos los que se levantan, se nota a la legua. Cuando las protestas no las organizan los poderosos, los manifestantes no parecen soldados ni delincuentes. No tienen morteros ni armas hechizas, ni bombas de contacto, mucho menos pistolas, escopetas y fusiles de guerra como sí las tenían los golpistas de aquí en Nicaragua. Curiosamente en esos casos, lo más violento que se ve son piedras, a lo sumo algún cóctel molotov y por lo general los que ponen los muertos y los heridos son los manifestantes, no los policías.

En las protestas de Chile, en las de Honduras o en las de Catalunya ni un solo policía resultó muerto... En esos casos los manifestantes tampoco torturaron gente, ni la desnudaron, la pintaron, ni la amarraron a postes, ni la secuestraron, mucho menos le prendieron fuego a otras personas como pasó aquí en Nicaragua. Aquí, durante el fallido intento de golpe del año pasado, murieron 22 policías y uno de cada cinco heridos, 401 en total, fueron policías.

Tras las protestas de las últimas semanas en varios países, ¿Dónde está Michelle Bachelet? ¿Donde está la CIDH? ¿Dónde está la Unión Europea? Están del lado de los Gobiernos, condenando "la violencia" de los manifestantes.

Aquí en Nicaragua, el diario golpista La Prensa vive tratando de construir un ejército represivo de la Policía Nacional, pero resultan patéticos sus intentos al compararla con cualquier otra policía del mundo, en especial aquellas de los países que se dicen más "democráticamente" neoliberales: Tanquetas, carros lanza agua, gas lacrimógeno en cantidades industriales, balas de goma, cachiporras de todos los tamaños y formas, incluso de titanio que pueden causar graves fracturas de huesos, y cuando todo eso no basta, pues se saca al Ejército a la calle con armamento de guerra. Cuando eso lo hace un Gobierno neoliberal, ningún organismo internacional dice "esta boca es mía".

El silencio de doña Michelle Bachelet, con unas tardías condenas a la "retórica incendiaria" y "un llamado a todas las partes a dialogar" (¿Cómo, si la protesta no es conducida por ninguna organización política ni tiene una dirigencia visible?) no son más que pura hipocresía. Porque las protestas en Chile son contra el neoliberalismo y un represivo sistema político hecho a la medida de Augusto Pinochet, un sistema que ella no supo (o probablemente no quiso) cambiar cuando fue presidenta.

Dice Michelle Bachelet que está "preocupada" por la violencia del ejército contra los manifestantes, pero no la condena. 10 muertos van ya en Chile mientras que el presidente de su país, Sebastián Piñera, asegura que está en guerra contra un "enemigo poderoso". ¿Qué más retórica incendiaria quiere que esa?

Por cierto, Sebastián Piñera es uno de los financieros más ricos de Chile y su hermano José fue uno de los "Chicago Boys" que implementaron las reformas neoliberales de Pinochet en el país, entre otras cosas diseñando el sistema privado de pensiones contra el que el pueblo se rebela hoy en día. Lo que se pueda decir sobre las actuales protestas en Chile en el fondo vale igual para las de las últimas semanas en Ecuador, Honduras, Colombia, Catalunya, Francia, el Líbano, Irak y hasta Corea del Sur: Un sistema corrupto dominado por un capital financiero depredador del ser humano y del medio ambiente.

Los europeos y los estadounidenses están muy preocupados dejando de comer carne de vaca para no contribuir al recalentamiento global, y tienen razón, ya que las ventosidades de los vacunos producen la mayor cantidad de metano, uno de los peores gases de efecto invernadero, pero en el fondo deberían de entender que el problema más grave, causante de todos los demás problemas, es un sistema que tiene por hábito comer carne humana para poder reproducirse. ¡Debería haber un movimiento contra el consumo de carne humana!

Los países ricos, que concentran el 90% de la riqueza mundial con apenas el 10% de la población, en el año 2014 tenían un promedio de emisiones de más de 10 toneladas métricas de dióxido de carbono per cápita. En América del Norte, las emisiones eran de 16.4 toneladas métricas. Los países de bajos ingresos, por otro lado, tenían un promedio de apenas 3.5 toneladas. Nicaragua bajo los Gobiernos sandinistas logró entrar en 2016 al grupo de los países de ingreso medio, con unos 2.000 dólares de PIB per cápita. Sin embargo, y gracias a las políticas sandinistas, tiene emisiones muy bajas, apenas 0.8 toneladas de CO2 por persona, según el Banco Mundial.

Estos bajos niveles de emisiones de Nicaragua, a pesar de un mayor desarrollo económico y de un aumento del ingreso per cápita, están vinculados, por ejemplo, al cambio de la matriz energética del país que ha pasado de solo tener un 20% de generación de energía limpia en 2006 al 56.37% hoy en día con la esperanza de en poco tiempo llegar al 70% gracias a varios nuevos proyectos de energías renovables que están en marcha. Todo esto a pesar de que la cobertura de energía eléctrica en el país ha pasado del 50% a una meta de 97% al finalizar este año.

Los países que como Nicaragua impulsan este tipo de políticas son catalogados como "dictaduras" por organismos internacionales dominados por Occidente. Contra estos países se impulsan políticas desestabilizadoras de todo tipo, así como "revoluciones de colores" financiadas por ONG especialmente diseñadas a tal efecto. Cuando estos países buscan defenderse de esos ataques son catalogados como "dictaduras", sus Gobiernos son condenados por supuestamente violar los derechos humanos y los mercenarios que hacen el trabajo sucio sobre el terreno son catalogados como "activistas por la democracia".

Al mismo tiempo, cuando los Gobiernos proimperialistas que defienden la dictadura de las finanzas globales reprimen a los pueblos que se sublevan, se dice que "defienden la democracia". Esa es la hipocresía de nuestro tiempo.

domingo, 20 de octubre de 2019

Contra los falsos pronósticos, América Latina en Lucha

Por Fernando Bossi

Para aquellos analistas e intelectuales, que sostenían que el ciclo de gobiernos progresistas había llegado a su fin en América Latina Caribeña, la realidad les está demostrando que ese punto de vista era errado.

Que hubo retrocesos, repliegues y hasta derrotas, es cierto; el imperialismo y las oligarquías nativas no se iban a quedar cruzados de brazos ante el avance de los pueblos. Era lógico que una embestida contrarrevolucionaria se iba a desatar aprovechando vacilaciones, inconsistencias y limitaciones de las fuerzas y gobiernos progresistas y revolucionarios. Esto sucedió y sucede en estos momentos, pero de ahí a firmar un certificado de defunción al ciclo progresista que se abrió ya hace 20 años es una cosa muy distinta.

La hora actual ubica a nuestra América en plenas jornadas de lucha; unas abiertamente en las calles y otras a través de procesos electorales.

Si bien los gobiernos revolucionarios de Venezuela, Cuba y Nicaragua sufren un aluvión de agresiones imperialistas de diferente índole, observamos también un incremento significativo de la unidad de las fuerzas revolucionarias y el pueblo en torno a la defensa de la Patria. El gobierno mexicano sigue dando muestras claras de criterio propio ante las presiones externas, rompiendo con los tiempos de sumisión al vecino del norte. Bolivia, con Evo y su pueblo, ya se levanta como un faro en el corazón suramericano.

A su vez, los regímenes neoliberales están siendo cuestionados con fuertes protestas en Chile, Colombia, Ecuador, Honduras, Haití y Perú. Bolsonaro en Brasil ha perdido, en gran parte, la popularidad sobre una franja de la población que lo llevó a la presidencia, y Mauricio Macri, en Argentina, ya prepara las valijas para irse maltrecho de la Casa Rosada.

Esto no significa que estemos en una etapa abierta de ofensiva popular, mucho falta aún para eso suceda; pero la América Latina Caribeña sigue el curso iniciado a principios de este siglo por Chávez, Lula, Kirchner y demás patriotas de estas tierras.

Es una nueva guerra por la independencia y la unidad, como aquella de hace 200 años. La comenzada ahora, en esta segunda ofensiva independentista y unionista no se ha detenido, hemos tenido avances y también retrocesos, y, como en toda guerra hay batallas ganadas y hay también perdidas, importante es no confundir batallas con guerra. Decía Simón Bolívar en el Manifiesto de Cartagena: “El soldado bisoño lo cree todo perdido, desde que es derrotado una vez; porque la experiencia no le ha probado que el valor, la habilidad y la constancia corrigen la mala fortuna”.

Ignoremos a los pájaros de mal agüero que hasta hace muy poco revoloteaban sobre la realidad latinoamericana caribeña señalándonos que el ciclo se había agotado. Estamos en plena lucha y no debe haber espacio para esa intelectualidad cómoda y descreída.

El deber de los revolucionarios hoy es ser protagonistas y no meros observadores, ayudar a que donde existan gobiernos entreguistas se enciendan cien y mil focos de resistencia; y donde existan gobiernos comprometidos con sus pueblos aportar todo el conocimiento, experiencia y trabajo para construir una sociedad justa, igualitaria y solidaria.

La ofensiva independentista y unionista en nuestra América sigue en marcha, el imperialismo lo sabe y se desespera, las oligarquías nativas quedan cada vez más desenmascaradas y los pueblos van tomando conciencia de dónde está el enemigo principal, como también dónde están sus aliados y amigos.

Se impone, por lo tanto, una mayor coordinación de las fuerzas revolucionarias y patrióticas del continente. La unidad en torno a las banderas de la independencia y la integración es prioritaria.

Caracas, 19 de octubre de 2019


sábado, 19 de octubre de 2019

Ojo al golpe en Bolivia - Parte II



Por NicaraguaRebelde.

Continuamos publicando la traducción de una serie de 3 artículos originalmente compartidos por el portal bbackdoors.wordpress.com sobre el Golpe de Estado en Bolivia y las acciones del Departamento de Estado de Estados Unidos, a través de su Embajada en la Paz, para coordinar, financiar y asesorar a la derecha boliviana en función de impedir la reelección de Evo Morales este 20 de octubre cuando están previstas las elecciones presidenciales y todas las encuestas están declarando al actual mandatario boliviano como favorito, con posibilidades de ganar en primera vuelta.
Los 3 materiales del portal bbackdoors evidencian la estrategia desestabilizadora norteamericana y complementan las declaraciones emitidas por el presidente Evo Morales sobre el intento de Golpe de Estado en el país, de lo cual estuvo compartiendo evidencias (audio y otros materiales) con representantes de la OEA y organismos regionales.
Que sirva esta traducción para ayudar a romper el cerco mediático sobre la situación en Bolivia para que no nos intenten sorprender, ni engañar los grandes medios de derecha este lunes 21 de octubre con un supuesto levantamiento “popular” espontáneo desconociendo los resultados legítimos de las elecciones, como mismo quisieron hacer a través de Fake News en Nicaragua en abril de 2018 para encubrir el Golpe de Estado contra el gobierno sandinista.
La versión original del artículo se puede encontrar en el siguiente link

La Embajada de #EEUU en La Paz continua su accionar encubierto en #Bolivia para apoyar el Golpe de Estado contra el presidente Evo Morales.

Hace unos dias publiqué algunas informaciones y evidencias (audio) sobre el mencionado Golpe de Estado contra Evo Morales, el cual ya está próximo a entrar en su fase final. Hoy pretendo ampliar un poco sobre lo que puede acontecer en los siguientes días en Bolivia.
Lo que adelanté en el artículo “US hands against Bolivia. Part I”, ya es casi un hecho. Si Evo Morales gana las elecciones el próximo 20 de octubre un gobierno de transición cívico-militar se pondrá en su lugar. Este nuevo gobierno no reconocería la victoria electoral de Evo y alegaría el fraude durante los comicios.
Lo que es nuevo aquí es que para justificar la instauración de un gobierno paralelo en el poder, la oposición necesita crear un clima de inestabilidad en el país.
Con este fin, la oposición boliviana a través de los Comités Cívicos y el grupo opositor Coordinadora Nacional Militar, ha estado preparando a un grupo de jóvenes para llevar a cabo las acciones violentas, principalmente en las ciudades de Santa Cruz y La Paz.
Estos jóvenes se insertarían en las protestas que están convocadas durante estos días y tienen la orden de provocar confrontaciones violentas con la policía. Estas acciones se acompañarían por un levantamiento militar, siendo la Coordinadora Nacional Militar, con el apoyo de la Unión de Militares Retirados de Santa Cruz, quienes organizarían las acciones.
La sede del gobierno de transición se establecería en Santa Cruz para consolidar los planes de oposición de dividir el país en dos frentes Occidente y Oriente, lo cual generaría una situación de caos que conllevaría a una posible guerra civil.
¿Pero, cómo estas acciones violentas se llevarían a cabo?
Embarcaciones llenas de armas han estado realizando viajes desde Estados Unidos, específicamente Miami, al puerto de Iquique (Bolivia) que está cerca de la frontera con Chile.
Estas armas y municiones son enviadas dentro de contenedores cuya carga declarada es de artículos de miscelanea. Los contenedores son recibidos por personas que no están vinculadas a la oposición, los cuales fueron reclutados con el solo propósito de aportar sus nombres y retirar los contenedores del puerto.
El ciudadano boliviano Juan Carlos Rivero es quien está a cargo de comprar las armas en Estados Unidos y hacerlas llegar a la Coordinadora Nacional Militar en Bolivia. Esta persona está en coordinación directa con el político opositor radicado en Estados Unidos, Manfred Reyes, quien además está vinculado a la Embajada de Estados Unidos en La Paz.
La Embajada estadounidense ha estado dando seguimiento permanente a la entrega de las armas y municiones a través de colaboradores secretos. En este sentido han estado reuniéndose, de manera secreta, con los principales líderes de la oposición boliviana en función del financiamiento y asesoramiento a las acciones planificadas, entre estos se destaca el presidente del Comité Cívico La Paz, Jaime Atonio Alarcón Daza.
Las armas que han enviado a Bolivia incluyen municiones de diferentes calibre, pólvora, máquinas para fabricar y calibrar proyectiles, estuches de rifles y pistolas.
Paralelamente los Comités Cívicos han estado reclutando a ciudadanos bolivianos para comprar los votos a favor del candidato para la oposición Carlos Mesa, por el valor de 50 $ dólares por votante. El pago se llevaría a cabo después de realizada la votación, para lo cual las personas tendrían que mostrar una foto con la boleta marcada.
En el artículo “US hands against Bolivia. Part II”, relaté sobre la estrategia que el Departamento de Estado norteamericano había diseñado para potenciar al candidato presidencial Oscar Ortiz.  Ahora quiero referirme sobre quien ha estado llevando a cabo esta estrategia política diseñada por Estados Unidos.
Su nombre es Erick Foronda Prieto y está actualmente de manera clandestina en La Paz para llevar a cabo acciones encubiertas en favor de Oscar Ortiz, por orientaciones de la Embajada de Estados Unidos.
Su trabajo consiste esencialmente en asesorar la campaña política de Ortiz y apoyar el trabajo con la prensa para la filtración de información de uso sensible contra sus adversarios electorales, principalmente el candidato del MAS y actual presidente del país, Evo Morales.
¿Pero, quién es Erick Foronda?
imagen-666x401
Erick es un periodista boliviano que llegó a ser jefe de redacción de los medios de prensa “Última hora” y “La razón”.
Está vinculado directamente a la Embajada de Estados Unidos en La Paz, donde trabajó durante casi 20 años en la oficina de prensa, posición desde la cual jugaba un rol importante en la obtención de información para la Embajada de Estados Unidos sobre sectores periodísticos y políticos bolivianos, en función de crear escenarios favorables a Estados Unidos.
1-3-333x666Por la importancia de las actividades legales y encubiertas que realizaba para la Embajada norteamericana, Foronda se convirtió en una persona de confianza, estableciendo un vínculo estrecho con el ex Embajador norteamericano Philip Goldberg.
Erick Foronda fue una de las piezas claves en la organización de la campaña por el “No” durante el referendum constitucional para la reelección de Evo Morales en Bolivia. Siguiendo instrucciones de la Embajada de Estados Unidos estableció sistemática comunicación con los medios de prensa bolivianos favorables a Estados Unidos, para obtener información de interés en función de potenciar la victoria del “No”. Un ejemplo de esto son los artículos publicados en la prensa boliviana con respecto a la supuesta relación afectiva entre Gabriela Zapata y Evo Morales.
Igualmente, la Embajada norteamericana ha usado a Oscar Ortiz para influir sobre los líderes principales de la oposición.
A pesar de que la Embajada estadounidense ha estado trabajando en función de consolidar a Oscar Ortiz sobre Carlos Mesa, su propósito principal es sacar a Evo Morales del poder.

The US EMBASSY in La Paz continues carrying out covert actions in Bolivia to support the coup d’état against the bolivian President Evo Morales.

viernes, 18 de octubre de 2019

Estudio TN8 - Nicaragua tiene nuevo gremio empresarial, Aprodesni

Erving Vega, Celia Zamora y Jorge Capelán comentan los acontecimientos de la semana en Estudio TN8: Lanzan Aprodesni, organización de empresarios comprometidos con el desarrollo real del país; los casos de Haití, Cataluña, Ecuador y el doble rasero de los organismos internacionales; gran victoria de Venezuela en el Consejo de DDHH de la ONU y mucho, mucho más.

jueves, 17 de octubre de 2019

Se despedaza el neoliberalismo en AL, pero hay muchos retos por delante



Por Jorge Capelán
managuaconamor.blogspot.com

Vamos hacia un año bien movido, con una administración Trump muy preocupada por su futuro de cara a las próximas elecciones del martes 3 noviembre de 2020, ante una opinión pública cada vez más desfavorable y ante el avance de un proceso de impeachment que parece indetenible y que, aunque no logre desalojar a Donald Trump de la Casa Blanca (para eso tendría que darle la espalda la mayoría de los senadores republicanos) sí lo podría dañar gravemente en términos electorales. Mientras tanto, en América Latina, se sigue despedazando la ola de derecha aunque no haya razones para el optimismo fácil. Vayamos por partes.

Ecuador: El problema de fondo sigue sin resolver

¿Hubo una victoria popular en Ecuador? No lo parece. El Gobierno de Lenín Moreno tuvo que ceder ante la presión popular derogando el nefasto decreto 833, también conocido como “paquetazo”, pero con eso no ha hecho más que aplazar la inevitable crisis política. Moreno no va a cambiar su política económica hecha a la medida del FMI y del gran capital, más bien busca implementarla por medios que sean menos inaceptables para el pueblo sublevado. Si la dirigencia indígena una vez más se convierte en cómplice de la derecha, perderá su capacidad de liderazgo ante sus propias bases y ante muchos de los sectores que participaron en las protestas.

Será muy difícil, por no decir imposible, que se logre conciliar la visión expresada en los discursos de los dirigentes indígenas con la de los ministros morenistas en la comisión creada tras las negociaciones del domingo con el objeto de redactar un decreto alternativo al derogado, un "paquetazo" que buscaba elevar draconianamente el precio de la gasolina y afectar los salarios en el sector público, entre otras cosas.

En estos momentos, mientras sesiona la comisión encargada de redactar un decreto alternativo al defenestrado “paquetazo” se denuncia que ya comenzó el proceso de privatización del Banco del Pacífico para venderlo al mejor postor. Ese banco tiene más de 3.900 millones de dólares entregados en créditos a los sectores populares y maneja unos 4.600 millones en fondos de los ahorristas. Las licitaciones para vender el banco fueron abiertas a inicios de la semana pasada, aprovechando la conmoción de las protestas populares contra el "paquetazo".

En realidad, toda la política de Lenín Moreno tiende a desmontar cada uno de los logros de la Revolución Ciudadana. En el actual presupuesto de Lenín Moreno se cuenta con privatizaciones de empresas estatales y una "flexibilización" de los derechos laborales alcanzados por las y los trabajadores durante los Gobiernos de Correa. Los impuestos no pagados al Estado por la oligarquía y las exenciones de impuestos a industrias como la del camarón cubrirían con creces los 4.500 millones de dólares del oneroso préstamo que el Gobierno negoció con el FMI, según los economistas.

A todo esto hay que agregar que el Gobierno se niega a aceptar la realidad de que Rafael Correa es una fuerza sin la que es imposible resolver la actual crisis en el Ecuador. Más bien, Moreno ha desatado una ofensiva criminalizadora, no solo contra el propio Correa, sino también contra los dirigentes del movimiento de la Revolución Ciudadana, obligando a muchos de ellos a solicitar asilo en el extranjero y apresando a otros, a pesar de que fueron electos democráticamente para diversos cargos de elección popular.

Asimismo, y a pesar de las negociaciones con la dirigencia indígena, se mantienen los juicios por terrorismo contra varias decenas de los participantes en las protestas. A pesar de que a instancias del movimiento indígena Moreno accedió a remover a los jefes del Ejército y del Comando Conjunto de las FFAA, por su responsabilidad en la represión estatal, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, y la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo, aún permanecen en sus puestos.

Si a alguien le quedaba algunas dudas sobre el verdadero carácter del régimen de Lenin Moreno, a estas alturas deberían estar totalmente despejadas. Una cosa es cierta: la calma tras los recientes acuerdos entre la dirigencia indígena y el Gobierno durará poco. La dirigencia de la Conaie se engaña a sí misma si cree que puede erigirse en articuladora de un proyecto nacional en un país en el que, a diferencia de países como Bolivia y Guatemala, las poblaciones originarias no son mayoría social. Si en Bolivia el MAS ha debido articular un proyecto para toda la nación y no solo para los indígenas, en Ecuador esto es aún más necesario.

Los dirigentes de la Conaie se ufanan de haber logrado un Estado plurinacional sin jamás haber tenido la presidencia, pero se engañan a sí mismos. Menudo Estado plurinacional: Ecuador hoy es un país sin soberanía nacional, con bases militares extranjeras en su territorio y en los hechos intervenido económicamente por el FMI, cosa que no era en los tiempos de la Revolución Ciudadana que dirigió Correa. Pero esa Revolución Ciudadana fue la que juró destruir la Conaie, llegando a participar en el cruento golpe de Estado contra Correa en 2010 y luego aliándose con el banquero guayaquileño Guillermo Lasso en 2017. Hablan por la izquierda pero en cada coyuntura importante actúan por la derecha, fieles al estilo trotskista de destruir procesos de verdadero poder popular donde quiera que logran influencia.

En el fondo, el Gobierno es débil ante los ojos del pueblo y entre más trate de llevar adelante la agenda que le imponen el FMI y el gran capital, más disconformidad atraerá. Por otro lado, si cede "inaceptablemente" ante las demandas populares, será derrocado por los verdaderos titiriteros del poder en el Ecuador de hoy: la Embajada estadounidense y la oligarquía. Por su parte, los sectores de la dirigencia indígena que pretendieran ignorar el mandato de la ciudadanía y buscar una adaptación a la agenda neoliberal serían seriamente castigados y serían señalados como parte del problema y no de la solución. La única salida para estabilizar el Ecuador es la de recomponer el poder político para que lleve adelante una agenda que responda a los intereses de la mayoría de la población, y guste o no a algunos, el dirigente que puede hacer realidad ese programa es Correa o quien quiera que sea su heredera o heredero político. En suma: la lucha en Ecuador va para largo.

En Perú ¿Avanzará la izquierda?

En Perú, la confederación empresarial Confiep (colega del Cosep en Nicaragua) se ha puesto al descubierto con su apoyo al repudiado golpe parlamentario que le quisieron dar al presidente Vizcarra y con ello ha abierto las puertas hacia el despertar político de toda la sociedad sobre los verdaderos intereses en torno a la crisis política crónica que desde hace 30 años arrastra la nación andina.

Hoy como ayer los "respetables empresarios" de la burguesía experta en fugar capitales apoyan un golpe. En 1992 apoyaron el golpe que le dio plenos poderes al cleptómano y criminal Alberto Fujimori con el pretexto de combatir el terrorismo de Sendero Luminoso y hoy, en 2019, apoyan un golpe parlamentario que defiende a ultranza los intereses más corruptos de la política peruana: los del partido de Fujimori cuya líder Keiko, hija del tristemente célebre Alberto, se encuentra en prisión por corrupción. En Perú todos los presidentes y los partidos de Gobierno de los últimos 30 años son vistos como ejemplos de corrupción y autoritarismo por la población. En el país andino se juntaron el hambre con las ganas de comer del neoliberalismo: El desprecio hacia los políticos y la política, claves para llevar adelante la agenda neoliberal en cualquier país, en el Perú se juntaron con el latrocinio y la corrupción más ostentosas y persistentes de las élites. Al cabo de 30 años, la mezcla es explosiva, y tal vez se logre que el pueblo por fin dé con los verdaderos culpables y escoja una alternativa que verdaderamente le devuelva la esperanza.

Como el Cosep de Nicaragua, Confiep es un gremio que solo representa a un grupo cada vez más reducido de grandes empresas, sobre todo de banqueros, mineros y del corrupto sector de la construcción. Al inicio, representó a muchos más gremios y hasta a la pequeña empresa pero, igual que en Nicaragua, hoy solo representa a la cúpula más parasitaria del sector privado. El apoyo de la Confiep al golpe contra Vizcarra (que es visto como honesto por amplios sectores de la ciudadanía) pone en blanco sobre negro a quién sirve la política en el vecino país y cada vez plantea más nítidamente la relación entre la agenda neoliberal y la corrupción.

En las elecciones al Congreso llamadas para el 26 de enero de 2020 no se sabe muy bien quién será el ganador, pero todos conocen los nombres de los perdedores: El partido de Fujimori, "Fuerza Popular", el APRA, Perú Posible, PNP y todos los partidos que han representado el neoliberalismo corrupto desde hace ya demasiado tiempo. ¿Podrán los partidos de izquierda unirse a tiempo y ampliar sus avances de las pasadas elecciones de 2016, en las que la izquierda pasó de menos del 2% al 18.74% de los votos en las elecciones presidenciales y 13.94% en las parlamentarias? Para lograr un cambio político en el Perú hará falta un salto aún mucho mayor.

Lucha el progresismo en el Cono Sur y México

En Argentina, Macri y sus aliados (vengan estos del neoliberalismo, del fascismo de los 70s o de las socialdemocracias y peronismos arrepentidos) se hunden con cada día que pasa. Les ha ido mal en todas las elecciones provinciales que ha habido este año, así como en las PASO (elecciones internas) de agosto y nada hace creer que logre revertir la tendencia de cara a la primera ronda del 27 de octubre. En los debates electorales y en la propaganda, Macri no convence. Donde dije "digo" ahora dice "Diego" y nadie le cree. Tampoco le creen a sus ministros, que cuando no desdeñan las críticas a su desastrosa gestión, se acusan entre sí mismos peleando por espacios de poder. Solo un milagro salvaría a Macri el 27 de octubre con una muy improbable segunda vuelta el 24 de noviembre.

En Uruguay, ya el Frente Amplio tiene semanas de estar apareciendo en las encuestas por encima del 40%, bastante fuerte ante los tres partidos de derecha mayoritarios. Según un estudio de la empresa Factum, 46% de los electores cree que ganará Daniel Martínez, candidato del Frente Amplio, mientras que 43% cree que lo hará el candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou. En el Frente Amplio existe confianza en ganar las elecciones a pesar de que es muy probable que en la casi segura segunda ronda la derecha se una, ya que solo juntando los votos de todos superarían a la izquierda.

La derecha está compuesta por el Partido Nacional, el Partido Colorado y Cabildo Abierto, del fascista Manini Ríos. Sin embargo, esta unidad provocaría el rechazo de una parte de los votantes de la derecha que no son afectos al bolsonarismo ni al fascismo. Hasta el momento, lo más importante de la campaña electoral ha girado en torno a las propuestas del Frente Amplio (a favor o en contra). La falta de Ideas de la derecha es total y esto es algo que les puede pasar factura. La primera vuelta de las elecciones, muy importantes para Nuestra América, es el 27 de octubre con segunda vuelta el 24 de noviembre.

En Brasil, la desaprobación de Bolsonaro y su Gobierno se dispararon en los últimos seis meses pasando de 28,2 a 53,7% entre febrero y agosto de este año. Seriamente dañado por los incendios en la Amazonia, Bolsonaro da pruebas de chocar a diario contra la cultura, política y costumbres del pueblo brasileño y es de esperar que este aislamiento se profundice a medida que pase el tiempo. Ya ni siquiera cuenta con el apoyo irrestricto de los militares, el grupo de interés que dice representar, decepcionados ante la caída del 35% en el presupuesto para la Defensa de 2020 respecto al de este año. Ante todo esto, la izquierda sigue luchando, resistiendo y acumulando fuerzas con Lula tras las rejas.

En México, la Cuarta Transformación impulsada por Andrés Manuel López Obrador avanza sobre la base de hechos concretos. Por lo que pueda valer el dato, una encuesta de Transparencia Internacional indica que, entre 2017, todavía con Enrique Peña Nieto, y 2019, ya con López Obrador, el porcentaje de mexicanos que consideran que el Gobierno está haciendo un buen trabajo en la lucha contra la corrupción subió de 24 % a 61 %. A pesar de la inmisericorde guerra mediática y las grandes resistencias de la derecha y de grupos de ultraizquierda, el apoyo popular a AMLO se mantiene sólido.

Evo ganará en Bolivia a pesar de las maniobras

En Bolivia la derecha, ante las dificultades para ganar las elecciones del 20 de octubre (las encuestas le dan a Evo Morales una victoria en primera ronda), busca generar un ambiente de convulsión social que ponga en duda la legalidad y la legitimidad de los comicios para alentar un escenario de desestabilización, similar a otros que se han producido contra Gobiernos revolucionarios en Nuestra América.

Esta derecha impulsa un plan secesionista parecido al que impulsaron hace varios años en la propia Bolivia y también con muchas similitudes al modus operandi de la derecha golpista de Nicaragua el año pasado. Su manera de boicotear la respuesta del Gobierno a la crisis de los incendios en la Amazonía recordó mucho el actuar de los golpistas nicaragüenses durante el incendio en Río San Juan, pocas semanas antes del inicio del fallido golpe en abril de 2018.

"Tengo grabaciones, algunos supuestos comités cívicos de Cochabamba o de La Paz, con algunos ex o militares en servicio pasivo, con algunos miembros del Comité Cívico de Santa Cruz, se han reunido', anticipó Evo Morales esta semana, asegurando que enviará esas pruebas a los observadores internacionales de visita en el país para las elecciones. Según el sondeo de la empresa Ipsos, Evo Morales tiene una intención de voto del 40 por ciento con una ventaja de 18 puntos sobre el expresidente Carlos Mesa, lo que le garantizaría una victoria en primera ronda.

De ir a una segunda ronda no está claro qué pueda pasar. Los dos principales candidatos de la derecha han tratado de desmarcarse del neoliberalismo y prometen no realizar privatizaciones ni quitar las conquistas sociales alcanzadas, aunque según las encuestas ni aun en ese caso les alcanzarían los votos para derrotar a Evo.

Por otro lado, en Venezuela, el avance del diálogo con sectores de la oposición y las revelaciones sobre sus contactos con conocidos paramilitares colombianos han debilitado al golpista Juan Guaidó y a sus titiriteros de Washington. Al mismo tiempo, en Cuba, la reciente elección de los principales cargos del nuevo Gobierno, entre ellos el presidente y vicepresidente de la República por parte de la Asamblea Nacional, no hace más que ratificar la solidez del liderazgo revolucionario en la isla para enfrentar una fase de recrudecimiento de la política anticubana de los Estados Unidos promovida por Trump.

Nicaragua sigue avanzando

En Nicaragua, el panorama de consolidación sobre el terreno sigue como siempre, al mismo tiempo que siguen los intentos por impulsar la agenda golpista desde el exterior. En términos económicos, se prevé un crecimiento muy pequeño, pero crecimiento al fin, a fines del próximo año en un contexto internacional signado por la recesión.

La economía se consolida a lo interno gracias a la unidad de todos los sectores comprometidos con el desarrollo nacional, especialmente entre los sectores populares. Esta semana se presentó oficialmente la Asociación de Promoción al Desarrollo y Sostenibilidad, Aprodesni, una organización que por el momento aglutina a 360 empresarios libres de la tutela del Cosep golpista agrupados en 7 cámaras. Estos empresarios, junto con Conimipyme, que representa a las pequeñas y medianas empresas, son en realidad cerca del 99% de todas las unidades empresariales del país.

También se va consolidando la estabilización a nivel internacional, con la ampliación de las relaciones internacionales y con el reconocimiento de organismos como el BCIE que ha concedido préstamos por casi más de 584 millones de dólares al país, así como por el banco hondureño Atlántida, que ha decidido venir a establecerse en Nicaragua con un programa inicial de varios años, desmintiendo así a la banca golpista y golpeando sus intereses monopólicos.

La derecha golpista parece apostar todas sus cartas al frente exterior, alienándose aún más de la Nicaragua real y se multiplican los pleitos por el dinero euroestadounidense entre sus cabecillas que afanosamente intentan dar signos de vida para justificar su existencia a los ojos de sus financiadores.

Por otro lado, el esfuerzo de estabilización económica del pueblo nicaragüense, que se da en un contexto mundial de recesión y guerra comercial, se debe enfrentar a la falta de visión política y total ceguera ideológica de una Unión Europea obsesionada por pescar en los ríos revueltos de la derecha política. Esta semana, la UE adoptó en principio un “régimen de sanciones” contra Nicaragua al tiempo que su futuro canciller, el español Josep Borrell, viaja a Cuba haciendo ostentosas, intervencionistas y antojadizas predicciones sobre el próximo fin de los Gobiernos de Nicaragua y Venezuela.

Las sanciones europeas, que en un principio estarían dirigidas a ministros y altos funcionarios del Gobierno sandinista, parecen seguir el mismo camino que las decretadas anteriormente por la administración Trump y no pasan de ser un gesto vacío contra funcionarios que ni tienen cuentas bancarias en el exterior ni van de vacaciones al extranjero. Además, es previsible que las mismas deban pasar por el pesado y lento proceso de la burocracia de Bruselas antes de concretarse. Al mismo tiempo, las relaciones bilaterales de Nicaragua con los países miembros de la Unión continúan como siempre, con sus altos y sus bajos.

Una coyuntura decisiva

En resumen, el neoliberalismo pierde legitimidad en todas partes, pero es imprescindible que eso se transforme en avances políticos para la izquierda y los movimientos progresistas. Para las revoluciones de Venezuela, Bolivia, Cuba y Nicaragua, son tiempos de recrudecimiento de las políticas agresivas de Washington en un contexto de grave crisis política para el imperio. Este recrudecimiento, como otros anteriores, pasará y será superado por nuestros pueblos.





miércoles, 16 de octubre de 2019

Es imperativo reactivar la lucha contra el bloqueo a Cuba



Por Francisco G. Navarro

Managua, 16 oct (Prensa Latina) Hacer que la lucha contra el bloqueo a Cuba se vuelva un ingrediente fundamental de las batallas que se libran en Latinoamérica por recuperar espacios cedidos ante la ola de derecha, propuso hoy un destacado comunicador en Nicaragua.

Es muy importante que en todos los países de América Latina reactivemos la discusión sobre el bloqueo, manifestó el periodista nicaragüense de origen uruguayo Jorge Capelán en declaraciones a Prensa Latina.

Más allá de la discusión de cada año en la ONU y la condena al bloqueo que muestra el aislamiento de Estados Unidos con respecto a su política anticubana, es preciso que a nivel de los pueblos hagamos más, enfatizó.

Su propuesta es contribuir (desde los medios de la izquierda y alternativos) a despertar la conciencia entre pueblos del subcontinente para que la lucha contra el bloqueo se vuelva un ingrediente fundamental de las batallas en curso por recuperar los espacios que la ola de derechización ha querido arrebatar a los movimientos progresistas.

Capelán se refirió a las recientes urgencias del movimiento revolucionario latinoamericano enfrentado a las coyunturas golpistas en Venezuela y Nicaragua, como razón por lo cual el tema del bloqueo no ha tenido la relevancia que debía en el debate político regional.

Lamentó el debilitamiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y otros organismos de integración regional, afectados por el embate de la derecha.

No obstante, el tema de Cuba tiene que estar al frente y constituir la punta de lanza de toda la política de recuperación de la soberanía latinoamericana, convocó el periodista nicaragüense.

oda/fgn

Catalogan en Nicaragua a Moreno como una farsa del neoliberalismo



Managua, 13 oct (Prensa Latina) El régimen de Lenín Moreno en Ecuador es una farsa del neoliberalismo comentó en esta capital el analista político nicaragüense de origen uruguayo Jorge Capelán.

Tras recordar el aserto de Carlos Marx de que la historia se repite, primero como tragedia y luego como farsa, en declaraciones a Prensa Latina, Capelán lo aplicó a la situación que vive el país andino en estos momentos.

Moreno actúa como un mandadero de los intereses del gran capital financiero ecuatoriano y de los partidos de la derecha rancia, que una mayoría de los ecuatorianos rechaza, indicó.

Él mismo ha dicho que va a entregar el poder a Guillermo Lasso, Cynthia Viteri o cualquier otro político de la derecha, recordó.

Según el experimentado periodista estamos viendo un acto de traición difícil de entender, pues tardaremos décadas y estaremos discutiendo cómo fue que un hombre pudo haber traicionado a su pueblo, ya no a Correa (el ex presidente Rafael) y a su partido (Alianza País).

Traicionó a su pueblo porque a él lo eligieron a partir de una propuesta política y cuando llegó al poder hizo lo contrario, pero la gran movilización popular de rechazo a esa agenda neoliberal pone de manifiesto la enorme orfandad de estos regímenes neoliberales, expuso.

Capelán considera que en el gobierno ecuatoriano se aprecia la misma debilidad de Argentina bajo la administración de Mauricio Macri, el Brasil regido por Jair Bolsonaro o la crisis política del Perú, que ya data de 30 años.

La situación es tragicómica, quisieron volver a lo que había hace 20 años y lo que han hecho es una pantomima, caracterizó el momento actual en el país andino.

El analista se refirió también al doble rasero aplicado a los sucesos de estos días en Ecuador comparado con la situación vivida por Nicaragua el año pasado.

Aquí lo primero que hicieron la OEA y el complejo mediático occidental fue condenar al gobierno, aunque el Ejército nunca se metió y la Policía recibió la orden de concentrarse en sus cuarteles, pero el condenado siempre fue el Ejecutivo, recordó..

En el caso de Ecuador Lenín Moreno saca el Ejército, con tanques incluidos, a la calle, matan personas, no tienen empacho en llenar los barrios de gas lacrimógeno, aporrean a la gente de mala manera y lo que reciben son espaldarazos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la OEA, realmente la hipocresía no podía ser mayor, concluyó.

mem/fgn


Manos estadounidenses contra Bolivia Parte I



Nicaragua Rebelde.

A pocos días de celebrarse las elecciones presidenciales en Bolivia, comparto con los lectores del sitio Nicaragua Rebelde la traducción de un artículo publicado originalmente en el sitio https://bbackdoors.wordpress.com/2019/10/08/us-hands-against-bolivia-part-i/ cual evidencia con pruebas contundentes (archivos de audio) la estrategia diseñada y financiada por el gobierno de Estados Unidos, sus aliados tradicionales en la región y la derecha, contra el presidente Evo Morales, en función de promover un Golpe de Estado en el país y deslegitimar el proceso electoral, donde todas las encuestas dan como favorito, por amplio margen, al presidente Evo Morales.
Una simple lectura del material demuestra las semejanzas entre el diseño de Golpe de Estado previsto para aplicar en Bolivia, con las acciones ejecutadas por Estados Unidos, de conjunto con la derecha local y respaldo de las organizaciones internacionales, en particular la OEA, contra el gobierno sandinista el pasado Abril de 2018.
Queda claro como en ambos casos se trata de montajes con alto diseño y financiamiento, que la campaña de desinformación intenta vender como protestas y supuestos estallidos sociales “espontáneos” en nombre de la “libertad”, la “democracia” y los “Derechos Humanos”, cuando la realidad es que se trata de Golpes de Estado, de nuevo tipo, para promover cambios de gobierno progresistas y mantener la derechización pro norteamericana en la región del libertador Simón Bolívar.
Desde Nicaragua nos sumamos a las denuncias que realiza el gobierno boliviano de estos planes y le decimos al pueblo de Evo Morales, Estados Unidos #NoPudoNiPodrá jamás.
A continuación traducción del artículo y no olvide consultar en este link https://www.dropbox.com/s/yshydt3siyukl9h/AUDIO%20COUP%20DETAT%20BOLIVIA.rar?dl=0 carpeta de audios que evidencian la estrategia.
“Manos estadounidenses contra Bolivia. Parte I”.
Desde Estados Unidos se gesta un Golpe de Estado contra el presidente boliviano Evo Morales, el cual se pretende materializar entre finales de 2019 (presuntamente después de las elecciones) y marzo de 2020.
Sus principales operadores son los políticos bolivianos Gonzalo Sánchez de Lozada, Manfred Reyes Villa, Mario Cossio y Carlos Sánchez Berzain, todos residentes en Estados Unidos. Quienes articulan las acciones en Bolivia son los líderes de la agrupación opositora Coordinadora Nacional Militar, compuesta por militares de la reserva entre los que se cuentan al General Rumberto Siles y los coroneles Julio Maldonado, Oscar Pacello y Carlos Calderón.
De igual forma, coordinan con altos dirigentes de la oposición boliviana, principalmente Waldo Albarracin quien preside de la Confederación Nacional Democrática (CONADE),  Jaime Antonio Alarcón Díaz presidente del Comité Cívico de La Paz, Jorge Quiroga ex presidente de Bolivia, Juan Carlos Rivero, Rolando Villena, ex defensor del pueblo y Samuel Doria Medina del partido Unidad Nacional, quienes están responsabilizados en suministrar el financiamiento que se envía desde Estados Unidos para ejecutar el plan, así como asegurar las acciones previstas para crear un estado de crisis social que permita convulsionar el país antes del 20 de octubre, fecha electoral.
Este plan ya está en marcha y contempla entre otras cuestiones la creación de una fisura y división de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional Boliviana, logrando que estas se alcen contra el presidente Evo Morales. Además prevén la manipulación de sectores estratégicos de la sociedad boliviana como el sector universitario, el sector médico, los discapacitados y los ambientalistas, en función de desestabilizar el país.
Gran parte del financiamiento ya se encuentra en territorio boliviano para lo cual han contado con el apoyo de Embajadas acreditadas en Bolivia y la iglesia evangélica, quienes han sido utilizados por el gobierno de Estados Unidos como fachada para no verse implicados directamente en estos fines injerencistas.
Funcionarios del Departamento de Estado acreditados en Bolivia como Marine Scott y Rolf A. Olson han estado reunidos con altos funcionarios diplomáticos de Brasil, Argentina y Paraguay para que organicen y planifiquen las acciones de desestabilización contra el gobierno boliviano, así como entreguen el financiamiento estadounidense a la oposición local.
El plan previsto cuenta de 3 fases:
I. Fase preparatoria (ya ejecutada). Su objetivo es preparar y organizar el terreno para las fases posteriores. Se desarrolló entre abril y julio de 2019 donde se establecieron alianzas políticas para conformar un solo frente de oposición, reuniones de coordinación en función de las acciones a realizar en las fases 2 y 3. De igual forma, se comenzó la campaña de descrédito contra el gobierno utilizando para esto la estructura mediática concebida que incluye a medios de prensa opositores, medios alternativos, activistas en redes sociales, así como la realización de denuncias ante organismos internacionales.
La estrategia en las redes sociales y fake news es liderada por el ciudadano boliviano Raúl Reyes Rivero, uno de los principales activistas del movimiento de la oposición y quien está planificando las acciones de la Plataforma Democrática y los Comités Cívicos en contra del gobierno, con vistas al derrocamiento del presidente Evo Morales.
Entre sus principales contactos se encuentran Jhanisse Vaca Daza, el abogado Omar Duran y Frank Sousek Medrano, este último ex trabajador del Fondo Interamericano de Desarrollo.
El ex presidente y opositor Jorge Quiroga es el encargado de buscar apoyo y pronunciamientos de los organismos regionales e internacionales como la OEA, la CIDH, la Unión Europea y otros, para deslegitimar la victoria electoral de Evo Morales, declararla inconstitucional y avalar una intervención internacional en Bolivia.
II. Fase aguda (en ejecución). Su objetivo es generar convulsión e inestabilidad social en el país. Comenzó a implementarse en junio y prevé llegar hasta octubre de 2019. Consiste en establecer un estado de crisis social en el país a través de manifestaciones violentas y pacíficas, tranques y paros, utilizando para ello los Comités Cívicos y el Movimiento 21F, así como al sector universitario y el sector médico, entre otros grupos de la sociedad civil.
Juan Flores, presidente del Comité Cívico de Cochabamba, es el operador político de Carlos Sánchez Berzain y Manfred Reyes Villa en Bolivia y quien tiene la responsabilidad de generar un punto de convergencia social a nivel nacional para lo cual está operando a lo interno de los Comités Cívicos y fusiona a los militares y policías del servicio pasivo. De conjunto con el coronel retirado Oscar Pacello, sutilmente manejan la intención de generar ese punto de inflexión que desate violencia y convulsión social en Bolivia.
La idea es paralizar el país el 10 de octubre perjudicando las elecciones nacionales de forma tal que desde esa fecha se pueda movilizar y enfrentar a la población bolivariana contra el gobierno y desestabilizar el proceso electoral.
Antes de esta fecha pretenden ir involucrando a distintos sectores de la sociedad en estas movilizaciones. Está previsto que se realicen protestas y marchas los días 20 de septiembre a nivel nacional, 26 de septiembre en La Paz, el 4 de octubre en Santa Cruz y la Paz, entre otras convocatorias posteriores.
Otro de los objetivos de esta fase es fragmentar las instituciones armadas del estado, principalmente a la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas. Para esto se prevé el reclutamiento de altos jefes militares activos dentro de las Fuerzas Armadas, quienes apoyarían el Golpe de Estado y asumirían la presidencia del país en una coalición cívico-militar, ya conformada, para el período de transición.
Se conoce que ya hay un grupo de militares reclutados, entre los cuales se encuentran personas muy cercanas al presidente Evo Morales, quienes desde su cargo facilitarían la realización de las acciones contempladas en el plan, utilizando para esto la desinformación al presidente.
III. Fase final (no ejecutada). En esta etapa se prevé la declaración de un supuesto fraude electoral e imposición de un gobierno paralelo, previsto a ejecutarse una vez terminen las elecciones presidenciales.
Las evaluaciones y pronósticos del Departamento de Estado y otras agencias del gobierno de los Estados Unidos sobre el resultado probable de las elecciones presidenciales en Bolivia el próximo 20 de octubre, refieren que el presidente Evo Morales resultará ganador de las mismas.
Ante este escenario la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, secretamente, ha estado creando las condiciones objetivas y subjetivas para la declaración de un fraude electoral.
La propia Mariane Scott se ha estado reuniendo, off the record, con el sector diplomático en el país, incentivando el mensaje de ilegitimidad y fraude en las elecciones, sobre lo cual han logrado convencer a un grupo de países acreditados. En sus reuniones con altos funcionarios de las Embajadas de Brasil, Argentina, Paraguay, Colombia, España, Ecuador, Reino Unido y Chile han ido solicitándoles que sean ellos  quienes lideren las denuncias de fraude en las elecciones, lo cual será más creíble y genuino que si lo hace directamente Estados Unidos. De igual forma, la Embajada estadounidense ha estado centrada en el seguimiento detallado del Tribunal Supremo Electoral en Bolivia (TSE), buscando documentar supuestas irregularidades del órgano electoral que sirvan para denunciar el fraude.
No importa quien vote, sino quién cuente los votos. 
z-encuestas
Paralelamente, en el mes de julio se llevó a cabo una reunión privada entre el opositor Jaime Antonio Alarcón Daza, Iván Arias y otros miembros de los Comités Cívico en la que se acordó adquirir máquinas de conteo rápido de votos para las próximas elecciones presidenciales, con el objetivo de lograr, a través de estas máquinas, la manipulación de la opinión pública sobre los resultados electorales.
Estas máquinas en su totalidad tendrían un costo de 300 mil dólares. El financiamiento lo aportarían la Embajada de Estados Unidos en el país y la representación de la Unión Europea, siendo entregado a través de la Fundación Jubileo y la iglesia evangélica. Para esto ya han logrado reunir más de 800 mil dólares, de los cuales también saldría el pago a las personas que trabajarán en el conteo rápido de votos.
La intención es ubicar estas máquinas en cada mesa electoral que se instaure y organizar a través de los Comités Cívicos su funcionamiento usando a personas preparadas con antelación para esta maniobra. Durante toda la jornada electoral esto estaría acompañado de una cobertura mediática para incitar a la población a que acompañe este sistema de conteo de votos rápido como forma de fiscalizar los resultados finales, sin la mediación del Tribunal Supremo Electoral.
En esta etapa jugará un papel fundamental la Unión Juvenil Cruceñista la cual está indicada a ejecutar acciones violentas una vez se publiquen los resultados finales electorales, para lo cual han estado reclutando a delincuentes que van a utilizar como punta de lanza en estos enfrentamientos y acciones violentas contra las instituciones del estado.
Juan Martín Delgado, miembro de esta organización juvenil, es quien está encargado de organizar estos hechos violentos. Para esto cuenta con el apoyo del boliviano Luis Fernando Camacho, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, quien a su vez recibe indicaciones y asesoramiento del funcionario estadounidense Rolf A. Olson.
Después de la toma de posesión de Evo Morales en el 2020 y atendiendo que han podido lograr la desestabilización social, se auto proclamaría un gobierno paralelo, impulsado desde una fracción de las Fuerzas Armadas, que contemplaría un gobierno cívico-militar liderado por Waldo Albarracin, quien deberá convocar a nuevas elecciones en 90 días sin contemplar la participación del Movimiento al Socialismo (MAS).
Ya para esta etapa el gobierno de Estados Unidos ha estado preparando secretamente al político y candidato presidencial Oscar Ortiz, lo cual abordaré en un próximo trabajo.
Esta estrategia dirigida y financiada por la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, contempla además el llamamiento a una huelga general indefinida antes del día electoral, operaciones encubiertas, campaña de descrédito y desinformación, entre otras formas de sabotaje para crear violencia y deslegitimar el proceso electoral en el país.
El artículo original en inglés lo pueden encontrar en el siguiente link:

US HANDS AGAINST BOLIVIA. PART I

Carpetas de audio evidencian el plan contra Evo Morales en Bolivia, lo pueden consultar en el siguiente enlace:
Contenido de los audios es el siguiente:
[Name of Audio, description]
  • Audio_1: This audio illustrates the engagement of American senators such as Marco Rubio, Bob Menendez and Ted Cruz in the coup d’état plan against Evo Morales.
  • Audio_2: A member of the Bolivian opposition and presumed ex-military, makes a call for an armed uprising.
  • Audio_3: A member of the Bolivian opposition (yet to be identified) proposes to point out houses of supporters of the President´s political party, in order to infuse fear in the population and influence them later to support the coup.
  • Audio_4: A member of the Bolivian opposition (yet to be identified), poses the strategy to be followed by the Bolivian opposition, setting up as a premise invalidating the October 20th elections, generate a military-civil uprising and create a national strike. Further he commented that there are active members of the National Armed Forces and Police that would support these actions.
  • Audio_5: A conversation between Bolivian opposition members that shows the involvement of Manfred Reyes Villa, another opposition member resident in United States, who has coup d’état plans. It is mentioned the backing that the opposition is getting from the Evangelical Church and the Brazilian government. Stands out, the reference about a presumed man-of-trust for the Brazilian President Jair Bolsonaro, who also advises a Bolivian presidential candidate yet to be identified.
  • Audio_6: Shows the involvement of Manfred Reyes Villa, opposition member with coup d’état plans. The voice of the Bolivian political activist Mauricio Muñoz and Reyes can be heard in the recording.
  • Audio_7: A former Colonel of Bolivia confirms the coup d’état plans against President Evo Morales, and expresses concerns for the involvement of leaders of the Civic Committees with the opposition related military.
  • Audio_8: Former Bolivian Colonel Julio Cesar Maldonado Leoni, President of the National Military Committee, gives orders to implement all kinds of actions against the Cuban Embassy and its diplomats, infuse fear and hate towards the Cubans to get them to leave the country.
  • Audio_9: This audio is related to a meeting among former Bolivian military members celebrated in Cochabamba city. Former Colonel Julio César Maldonado Leoni, President of the National Military Committee refers to the creation of a political-military power.
  • Audio_10: Former Bolivian Colonel Teobaldo Cardoso, comments that all is prepared and they are a large group of former and active military members ready to wage war.
  • Audio_11: Illustrates the commitment of politician and opposition member Manfred Reyes Villa, with the plans to overthrow the president. The voice of Manfred Reyes is heard in conversation with the political activist and opposition member Miriam Pereira and journalists Carlos and Chanet Blacut.
  • Audio_12: The voice of former Army General Remberto Siles is heard, who makes reference to the existence of a big plan against the Bolivian government.
  • Audio_13: Strategy and actions of the Civic Committee La Paz, in the context of the National Strike of August 21st. The voice of its president, politician Jaime Antonio Alarcón Daza can be heard.
  • Audio_14: It can be heard the voice of former Colonel Oscar Pacello Aguirre, Representative of National Military Coordinator. He mentions a secret plan against the government of President Evo Morales and the actions forecasted for October 10th.
  • Audio_15: Private meeting between opposition member Jaime Antonio Alarcón Daza, Iván Arias and other members of the civic committees, in which the agreement was to obtain rapid voting equipment for the next presidential elections, in order to use them to manipulate public opinion about electoral results and declare fraud. There´s a reference of Jubileo Foundation, European Union, the US Embassy and the Evangelical Church.
  • Audio_16: Political activist Miriam Pereira, links the opposition member and American resident Carlos Sanchez Berzain with the plan to overthrow against President Morales. She comments that Sanchez wants to incite a civil war in Bolivia and that they count with a funding of half a million dollars.
Fuente: https://nicaraguarebelde.wordpress.com/2019/10/15/manos-estadounidenses-contra-bolivia-parte-i/

viernes, 11 de octubre de 2019

Estudio TN8 - Cerraremos 2019 con 97% de cobertura eléctrica

Erving Vega, Celia Zamora y Jorge Capelán comentan los acontecimientos de la semana en Estudio TN8: La economía se recupera: cerraremos 2019 con 97% de cobertura eléctrica; los de la derecha se están matando por los $$$$$; lo último sobre Ecuador y mucho, mucho más.

jueves, 10 de octubre de 2019

El neoliberalismo "se pudre" en América Latina

Erving Vega, Adolfo Pastrán, Cairo Amador y Jorge Capelán discuten la debacle de la derecha neoliberal en América Latina en Argentina, Perú, Ecuador, Brasil y otros países.

jueves, 3 de octubre de 2019

Contra Cuba el yanqui no pudo ni podrá ¡Jamás!


Por Jorge Capelán
managuaconamor.blogspot.com

Es importante en estos momentos, a escasos días de un aniversario más de la caída del guerrillero heroico Ernesto Che Guevara, llamar la atención sobre la agresión de la que está siendo objeto el pueblo cubano a raíz de que en abril pasado, tras el fracaso de la intentona golpista contra el Gobierno bolivariano de Venezuela, el imperio descargase sus frustraciones contra Cuba, reforzando el infame bloqueo con una serie de políticas selectivas con el fin de estrangular el flujo de combustibles a la isla.

La justificación de la administración Trump es ridícula: que el Gobierno bolivariano se mantiene en pie gracias al apoyo cubano, cosa absurda a todas luces para cualquiera con conocimientos básicos de geografía, para no mencionar materias tan especializadas como la historia, la geopolítica y la politología. Ese discurso es solo una hoja de parra para justificar el chantaje político contra la isla socialista: Si los hermanos cubanos dejan de solidarizarse con Venezuela, entonces podrán tener petróleo.

Ante ese chantaje, obviamente, no cederán ni el Gobierno ni el pueblo cubanos, que mantienen viva aquella enseñanza del Che de que "No se puede confiar en el imperialismo, pero ni tantito así, ¡¡nada!!" Por favor señor Trump: No nacimos ayer para andar creyendo en propuestas indecentes, ni en Cuba ni en el resto del Abya Yala.

He estado en Cuba dos veces. La primera, en el año 2004, en una de las coyunturas más complejas que le haya tocado vivir a la Revolución Cubana en los últimos 25 años. Entonces gobernaba el loco de Bush (el Trump de aquel entonces) que un par de años antes había puesto a Cuba junto a Irak, Irán, Corea del Norte, Libia y Siria en el famoso "eje del mal". De esos países, varios han sufrido guerras devastadoras desde entonces.

Tan compleja era la coyuntura en aquellos momentos que unos meses antes de mi visita, en mayo de 2004, el comandante Fidel Castro respondía de esta manera a un llamado "Programa de Transición" lanzado por Bush contra Cuba: "Puesto que usted ha decidido que nuestra suerte está echada, tengo el placer de despedirme como los gladiadores romanos que iban a combatir en el circo: Salve, César, los que van a morir te saludan".

Entonces pude ver con mis propios ojos, en los barrios, en las fábricas, en las cooperativas agrícolas, en las universidades y en los centros culturales de Cuba la gran conciencia política de ese pueblo, un pueblo con una muy larga experiencia. Se juntaban para oír los discursos, discutían, meditaban, valoraban la situación y se disponían a hacer lo que hubiera que hacer. Recuerdo por aquel entonces que había habido una gran movilización y que toda la población de La Habana había recibido instrucción en guerra de guerrillas para hacerle frente a una posible intervención militar.

Regresé a Cuba el 4 de noviembre de 2008, exactamente la misma noche que salió electo Barack Obama en Estados Unidos. En el lobby del hotel la gente aplaudía y afuera en las calles también, aunque unos estaban más optimistas que otros: Era sin duda bueno que se fuera el maniático de Bush, pero mientras que el imperio fuera imperio, no se resignaría a aceptar la libertad del pueblo cubano.

Con Barack Obama comenzó un proceso paulatino de cambio de relaciones de los Estados Unidos hacia Cuba. Naturalmente, el imperio jamás abandonó sus ambiciones de destruir la Revolución Cubana, solo cambió sus métodos por otros más "flexibles". Obama, que ganó en 2008 con la promesa de cambiar sus relaciones con Cuba, se dilató seis años, ya llegando al final de su último mandato, para restablecer relaciones con la isla. Poco duraron los cambios ya que Trump en 2016, al ganar las elecciones, se dedicó a desmontar todo lo logrado en los últimos años hasta llegar a la situación de hoy.

Ahora con un Donald Trump desesperado por resultados que le den réditos políticos en un año electoral que promete ser muy difícil para él, su administración busca desesperadamente algún golpe de suerte que le permita mostrar algún triunfo en momentos en los que su ola de derecha en América Latina pierde fuerza.

Pero el pueblo cubano, que ha pasado por tantas pruebas en 6 décadas de revolución, también está listo para esta ofensiva. Hoy, los Estados Unidos están tratando de reeditar la fracasada aventura del año 2018 en Nicaragua contra los otros países revolucionarios y progresistas de Nuestra América, especialmente contra Cuba. De eso están plenamente conscientes las y los cubanos, por eso no dudaron en acatar el reciente llamado del presidente Miguel Díaz-Canel a "pensar como país".

A inicios de septiembre, a raíz de dificultades en la generación de energía provocadas por (entre otras medidas genocidas) la decisión del Gobierno estadounidense de dificultar el abastecimiento con petróleo venezolano, el presidente Díaz-Canel lanzó una jornada de amplia información sobre el tema explicando que se trataba de una coyuntura delicada, como muchas otras que ha enfrentado la revolución cubana, y llamó a "pensar y actuar distinto" en el sentido de rescatar las experiencias positivas del anterior "período especial", entre 1989 y mediados de los años 90, cuando Cuba debió hacer frente al colapso de la Unión Soviética y a lo más duro del bloqueo estadounidense, pero en condiciones muy diferentes a las de aquel contexto.

Según el presidente Díaz-Canel, Cuba hoy cuenta con una serie de fortalezas que antes no existían, entre las que podemos mencionar un contexto político latinoamericano y mundial muy diferente al de hace 30 años, así como todo un acumulado de experiencias en todos los terrenos. "Puedo afirmar, serena y firmemente, que contamos con una estrategia para vencer, y que la administración yanqui no va a lograr sus propósitos de desalentar al pueblo cubano y mucho menos rendirlo", expresó el mandatario.

Entre el tipo de experiencias que se han mencionado en el terreno eléctrico están un mejor aprovechamiento de las capacidades de generación eléctrica así como una distribución de la demanda de energía para controlar los picos de consumo, pero de modo más general, para enfrentar el recrudecimiento del bloqueo en curso, hizo un llamado "sin dramatismos ni falsas alarmas", a recuperar la solidaridad y el sentido de la austeridad, así como la ética de los servidores públicos actuando "con estilos afines a los momentos actuales".

Sobre todo, Díaz-Canel convocó al pueblo "a pensar como país, con la convicción de que es inagotable la fuente de la inteligencia colectiva" de las y los cubanos. Este llamado lanzado por el gobierno, ha sido respondido en tiempo récord por miles de mensajes de la ciudadanía aportando ideas y reflexiones de acuerdo a los lineamientos planteados. No tenemos la menor duda de que el pueblo cubano enfrentará de manera exitosa esta coyuntura que a su vez está inmersa en una coyuntura mayor, de gran incertidumbre, que abarca al mundo entero.

Desde Nicaragua Libre no nos queda otra cosa que reiterarle a nuestros hermanos cubanos nuestra solidaridad de siempre y asegurarles que el imperio en tierras de Sandino ni pudo, ni podrá. ¡Jamás!

martes, 1 de octubre de 2019

Las finanzas y las mentiras cerraron a El Nuevo Diario

Jorge Capelán invitado al programa Temas y Debates del colega Eliézer Mora, en el Canal 23, para comentar el cierre de El Nuevo Diario.

Conferencia: Rusia entre Occidente y el Oriente

Ver en el canal del CREI. Conferencia de Jorge Capelán en el Curso Especializado sobre "La Geopolítica Rusa en la Transformación de...